General

Estos errores pueden costarle muy caro a la piel de tu rostro

¿Acné, rojeces, sequedad? Puede que el problema no sea de tu piel, sino que tú estés haciendo algo mal. ¡Mucho cuidado!

Te levantas por la mañana, te miras en el espejo y ¡horror! Rojeces, granitos y alguna que otra línea de expresión alrededor de los ojos comienzan a hacer estragos en tu preciosa piel. Rápidamente corres hacia tu neceser a por tu mejor crema hidratante para eliminar cualquier signo de impureza. Pero, ¿es esta la mejor solución? Vale, es cierto que la hidratación es la base de toda piel sana y que es absolutamente imprescindible si queremos un cutis flexible y fortalecido ante los agentes externos. Sin embargo, puede que no estés haciéndolo del todo bien. Y es que más de una vez cometemos errores inconscientemente que pueden estar pasándole factura a nuestra piel. Y no solo ahora, también pueden costarle caro en un futuro. ¿Quieres saber qué haces mal? Presta atención y toma nota.

Tocarte la cara cientos de veces al día

Es probable que tocar tu rostro sea un hábito tan arraigado en ti que no tengas ni idea de cuánto lo haces. Y, tranquila, no eres la única. Según diversos estudios las manos llegan a tocar la cara entre 2000 y 3000 veces al día, lo que supone una vez cada dos o tres minutos. Muchas de esas veces, claro está, se realiza inconscientemente pero eso no nos libra de los gérmenes y bacterias que arrastramos con la mano y que son los causantes de la aparición de impurezas y de infecciones en la piel. Mucho cuidado también con frotarte los ojos con las manos sucias ya que puede provocar que la zona del contorno envejezca mucho más rápido, además de romper los capilares en los párpados, haciendo que se vean pequeñas venitas en forma de hilo.

Te levantas por la mañana, te miras en el espejo y ¡horror! Rojeces, granitos y alguna que otra línea de expresión alrededor de los ojos comienzan a hacer estragos en tu preciosa piel. Rápidamente corres hacia tu neceser a por tu mejor crema hidratante para eliminar cualquier signo de impureza. Pero, ¿es esta la mejor solución? Vale, es cierto que la hidratación es la base de toda piel sana y que es absolutamente imprescindible si queremos un cutis flexible y fortalecido ante los agentes externos. Sin embargo, puede que no estés haciéndolo del todo bien. Y es que más de una vez cometemos errores inconscientemente que pueden estar pasándole factura a nuestra piel. Y no solo ahora, también pueden costarle caro en un futuro. ¿Quieres saber qué haces mal? Presta atención y toma nota.

Tocarte la cara cientos de veces al día

Es probable que tocar tu rostro sea un hábito tan arraigado en ti que no tengas ni idea de cuánto lo haces. Y, tranquila, no eres la única. Según diversos estudios las manos llegan a tocar la cara entre 2000 y 3000 veces al día, lo que supone una vez cada dos o tres minutos. Muchas de esas veces, claro está, se realiza inconscientemente pero eso no nos libra de los gérmenes y bacterias que arrastramos con la mano y que son los causantes de la aparición de impurezas y de infecciones en la piel. Mucho cuidado también con frotarte los ojos con las manos sucias ya que puede provocar que la zona del contorno envejezca mucho más rápido, además de romper los capilares en los párpados, haciendo que se vean pequeñas venitas en forma de hilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *